24.8.04

Juan Pujol, Garbo (1912-1987)

El hecho de que el día 6 de junio de 1944 el grueso de las tropas alemanas se encontrara defendiendo un desértico paso de Calais en vez de la playa de Normandía es considerado el error militar más grave que cometieron los alemanes durante la II Guerra Mundial.
Garbo (www.exordio.com)
No fue un error. Garbo, un agente doble de la Abwehr, había sido el causante de aquel desencuentro táctico.

Juan Pujol, o Garbo, había luchado con los azules en la Guerra Civil, pero él no comulgaba ni con el nacionalcatolicismo español ni con el comunismo internacional ni con el nacionalsocialismo emergente en Europa. Así que terminada la guerra se ofreció sus servicios como agente secreto a los alemanes, pues sólo una victoria aliada podía garantizar la restauración de la democracia en España. Al mismo tiempo trató de ponerse en contacto con el MI5 y, a pesar de las reticiencias inglesas, fue trasladado a Londres, desde donde trabajó como agente doble. Allí creó su pintoresco grupo de informadores: un piloto borracho de la RAF, un lingüista que odiaba el comunismo, un excéntrico correo portugués... Todos eran personajes salidos de la imaginación de Garbo.

El procedimiento de Juan Pujol para ganarse la confianza de los alemanes era sencillo: él mandaba por correo los próximos movimientos de las tropas aliadas y los alemanes los recibían uno o dos días más tarde del desembarco o asalto. Otra de sus labores era delatar a agentes dobles de la Alemania nazi, afición que le supuso una buena prima para sus gastos. Pero su golpe maestro fue sin duda la confusión creada el día D. A pesar de todo, el ejercito nazi continuó pagando sus servicios hasta el final de la guerra.

Garbo entonces emigró a Venezuela y desapareció durante los siguientes 40 años. Al periodista Nigel West le llevó varios años dar con él (la documentación del MI5 es dificil de desclasificar) y juntos escribieron un libro donde se detallaban sus aventuras. Murió en Venezuela en 1987.

5 Comments:

Blogger Rorschach said...

Vaya valor y capacidad deben tener personas como Garbo dedicadas al espionaje (sobretodo en aquella época). Investigando, conviviendo con el enemigo, adoptando diferentes personalidades, un error y estás muerto... Buf, yo no sería capaz
Saludos

24 de agosto de 2004, 12:45  
Blogger Rorschach said...

Vaya valor y capacidad deben tener personas como Garbo dedicadas al espionaje (sobretodo en aquella época). Investigando, conviviendo con el enemigo, adoptando diferentes personalidades, un error y estás muerto... Buf, yo no sería capaz
Saludos

24 de agosto de 2004, 12:47  
Blogger D said...

Pedro J. Ramírez sacó hace poco una editorial dedicada a Juan Pujol. Podéis encontrarlo en la bitácora Almendrón:

http://www.almendron.com/politica/reflexion/2004/01_06/gobierno_0113.pdf

¡Saludos!

25 de agosto de 2004, 3:06  
Blogger Rorschach said...

Muy interesante el link q ha puesto. Hay q ver lo q aprende uno! :)

Saludos

25 de agosto de 2004, 17:13  
Anonymous David said...

> ...conviviendo con el enemigo...

Pues no, no convivió con ningún enemigo, si no es que consideras los británicos como enemigos de Joan Pujol.

Y lo de que luchó con los "azules" supongo que quieres decir que al final de la guerra, después de la Batalla del Ebro, se pasó a los rebeldes, nacionales o fascistas, según muchos de sus biógrafos, por considerar la guerra totalmente perdida.

24 de julio de 2008, 19:08  

Publicar un comentario

<< Home