27.9.04

Tupac Shakur (1971 - 1996)

Estrella eterna del rap para algunos, enemigo para otros, Tupac Shakur sigue vendiendo discos (al menos tres) desde la tumba. Nacido el 16 de junio de 1971 de antiguos panteras negras en Brooklyn, el periplo vital de Tupac (Lisan Parish Crooks) no difirió mucho en sus inicios del de otros tantos miles de negros de clase baja del estado de Nueva York. Los problemas con la ley y las frecuentes encarcelaciones de sus padres hicieron que migrara de un barrio a otro (desde Harlem al Bronx) y de un estado a otro (la costa Oeste fue su destino final).
Tupac Shakur (www.g21.net)
Una vez en California, Tupac comenzó a hacer dinero como camello de surferos mientras su madre desangraba a la familia por su adicción al crack. Las frecuentes disputas entre los raperos de ambas costas de los EE.UU. hicieron de Tupac un individuo temido y marginado en Oakland pero en 1992 salta a la parrilla musical con gran acierto valiéndose para ello de su álbum 2Pacalypse Now. Pasó de pandillero anónimo a figura del rap y del cine: participó en la película Juice y, junto a Janet Jackson, la casi desconocida por estos lares Poetic Justice.

En 1994 volvieron sus problemas con la ley: una acusación de pederastia y la sospecha de su participación en dos asesinatos le confinaron ocho meses en una prisión. Su discográfica pagó la fianza y Tupac se lo agradeció con un nuevo disco meditado cuando se hallaba entre rejas, lo que le valió una nominación para los Grammy.

Se dice que su rivalidad con Notorious B.I.G. fue la firma de su sentencia de muerte. El 7 de septiembre, tras asistir a un combate de Mike Tyson, un cadillac blanco acribilló su coche frente al club 662. Un tal Orlando Anderson, con quien había protagonizado una pelea de pandillas días atrás, estaba implicado en el tiroteo. Tupac murió algunos días después en el hospital UMC.

10.9.04

Alex 'Huracán' Higgins (1949)

Si es de los que piensa que el snooker es una suerte de billar para ingleses estirados con chaleco y pajarita ridícula quizá debería echarse a la cara a Alex Higgins. Con toda seguridad le rompería el palo en las costillas dos veces: la primera por confundirle con un inglés (él nació en Belfast) y la segunda por pura cortesía irlandesa.
Alex Higgins (weber.edu)
Lo que sucede es que Alex de niño quiso y no pudo ser futbolista y puesto que los irlandeses suelen tomárselo todo a la tremenda decidió hacerse borracho, fumador y jugador de snooker. A los 19 años ya había ganado el torneo amateur de su país y a los 23 ya había conquistado el mundo cual Alejandro Magno del billar. Sus contrincantes ingleses le temían dentro y fuera de la sala de juego: además de jugador de timbas, mujeriego y gallito, el bueno de Alex se dedicó a minar el establishment inglés del snooker.

Durante los setenta fue prácticamente imbatible, al tiempo que se echaba a las espaldas ocho campeonatos de Irlanda (1972-1980) y un par de Masters Benson and Hedges; refrescaba el gaznate con suculentas pintas de Guinness y demasiados cigarrillos.

Su derrota en el último suspiro contra un Terry Griffiths soberbio en 1982 es recordada como una de las partidas históricas del snooker, lo que no quita brillo alguno al personaje de Higgins. El desinterés de la prensa y, por lo tanto, de los promotores, pusieron de capa caída no sólo a Higgins sino a prácticamente todo el snooker.

Higgins se retiró del juego en 1997, por la puerta grande, aconsejando usos no demasiados cristianos del palo de billar al público de la BBC: esa misma noche recibió una puñalada. Sobrevivió para que en el 98 le diagnosticaran un cáncer de garganta que no supo de donde podía provenir y para que, con 53 años, anunciara su vuelta al snooker. Las viejas glorias nunca mueren.


7.9.04

Marilyn Vos Savant (1946)

Marilyn Vos Savant (ntlworld.com)
La persona con el coeficiente intelectual más alto del mundo no ha revolucionado la física, ni ha obtenido ningún premio Nobel (aunque está casada con un famoso cardiólogo), es más, hace años que no lee una novela. De hecho Marilyn ni siquiera llegó a ser considerada una niña prodigio: trabajó durante su juventud en la tienda de ultramarinos de su padre, soñando que, quizá algún día, llegaría a ser escritora. Con 19 años ya tenía dos hijos y dos ex-maridos, pero aun así pudo cursar varios seminarios de filosofía en la universidad. Un día decidió hacerse un test de inteligencia y el resultado asombró a los propios psicólogos: 228 puntos, es decir, 128 por encima de la media. Entró inmediatamente en el libro Guinness compartiendo columna con Turgeniev y lord Byron.

Empezaron a lloverle ofertas de editoriales y televisiones: la persona más inteligente del mundo necesariamente tendría muchas cosas que contar. Escribió un par de libros de autoayuda, es cierto, pero no aportarán gran cosa a la historia de la literatura.

No hace mucho lanzó a los matemáticos del mundo el conocido problema de Monty Hall: algunos dicen que se trata más bien de un trabalenguas que de un problema serio; otros, en cambio, lo consideran una genialidad más. En cualquier caso Marilyn sigue inseminando el mundo con su inteligencia y buen hacer junto a sus compañeros de Mensa, desde la columna Pregunta a Marilyn en la revista Parade.

(Nota: hay quien asegura que los test para medir la inteligencia suelen estar sesgados culturalmente. Concretamente hacia el estereotipo WASP (vid. Introducción a la antropología general, Marvin Harris, Alianza Editorial). Puede ser una cuestión de recelos y envidias por parte de Harris, pero así dejo constancia de ello)

4.9.04

Joey Stefano (1968 - 1994)

El joven de fornido aspecto de la foto se llamaba Nicholas Antonhy Iacona, pero era más conocido como Joey Stefano. Hasta su muerte había sido una gran estrella de cine: había ganado numerosos premios en festivales internacionales y su caché ascendía a 100 000 dólares por película. Esta cara desconocida para la mayoría de los cinéfilos era conocido como el Tom Cruise del cine porno gay.
Joey Stefano (www.islaternura.com)
Tras una infancia marcada por la pronta muerte de su padre, Joey se trasladó a Filadelfia donde se inició en el mundo de las drogas y la prostitución. Un veterano bailarín de striptease lo rescató a los 19 años y lo presentó a Chi Chi La Rue, famoso productor de películas eróticas. Tras su participación en la película Budy System II sus mecenas quedaron encantados no sólo con sus atributos viriles: su rostro aniñado y su naturalidad ante la cámara hicieron las delicias del público.

En 1990 tiene 22 años y es uno de los actores mejor pagados del paronama gay. Otros actores debían sumirse en los bajos fondos del Hollywood más oscuro para llegar a fin de mes, pero Joey tuvo más suerte. Relativamente. La vida fácil que le había regalado el dinero se tornaría en un tormento demasiado frecuente en el mundo de las cintas porno. Las drogas empezaron a hacer mella en su complexión robusta y los papeles que le ofrecían comenzaron a ser una caricatura de lo que habían sido antes.

Corre el rumor de que el declive de la estrella se produjo cuando tras un análisis rutinario descubrió que padecía el SIDA. Joey abandonó el cine en 1993 y volvió a los barrios bajos. El 26 de noviembre de 1994, con 26 años, fue hallado muerto en su apartamento a causa de una sobredosis de heroína. Su camello había permanecido durante horas allí hasta que se produjo su último estertor. Después se marchó sin que se supiera nada más de él.

Justin Stewart prepara un largometraje acerca de la vida de Joey.

2.9.04

María de la O Lejárraga (1874-1974)

Sólo dos personas han dejado de ponerse en pie y aplaudir la excelente representación de Canción de cuna en el teatro Lara el 21 de febrero de 1911. Una de ellas es el «autor», Gregorio Martínez Sierra, que comenzaba así una prolífica carrera como dramaturgo y novelista; la otra persona que asiente de brazos cruzados es su esposa, María de la O Lejárraga, escritora de prácticamente todo lo que firmó su marido Gregorio.
María Lejárraga (www.portaldelexilio.org)
María y Gregorio se casaron en 1900, en 1906 Gregorio se enamora de la actriz Catalina Bárcena, en 1922 tiene un hijo con Catalina lo que provoca la ruptura del matrimonio. Para entonces la inteligencia de María Lejárraga ya había sido apreciada por músicos como Manuel de Falla y por poetas como Juan Ramón Jiménez, con quienes trabó una especial amistad. María siguió escribiendo para su marido, pero ello no la impidió iniciar una actividad política que se tornaría intensa con el advenimiento de la República, en la que fue elegida diputada por Granada en noviembre de 1933.
Es preciso, si se quiere libertar al pueblo, librarle de la esclavitud del hambre y de la esclavitud del terror.

Los desastres de la Guerra Civil nos han traído a mártires fundamentalmente masculinos: García Lorca, Miguel Hernández, Cernuda, Machado. Poco se sabe y poco se enseña de la suerte de mujeres como ella (Rosa Chacel, María Zambrano) que sufrieron igual que sus compañeros el exilio. Suiza, Italia, y Francia, donde tuvo que vivir clandestinamente debido a la posterior ocupación nazi, vieron el destierro, el hambre y la ceguera de esta mujer. En 1950 decide emigrar a Argentina donde pasará el resto de sus días apoyando numerosos proyectos culturales y escribiendo su periplo biográfico. Vivió casi cien años. En una de sus últimas cartas se puede leer:

Las mujeres socialistas debemos enseñar, enseñar sobre todo una asignatura única: La solidaridad humana.