1.10.04

Mr. Nice (1945)

La historia de Howie es más bien común: hijo de un minero galés, se traslada a Oxford para estudiar filosofía y allí decide hacerse traficante de hachís. Esto último ocurría a mediados de los 60: Mr. Nice (Howard Marks) se había fumado unos canutos en compañía de algunos amigos de Oxford y mientras unos decidían hacerse brokers o hippies Howie pensó: «esto es cosa buena».
Howard Marks (www.bathfringe.co.uk)
Howard entró en el trapicheo por la puerta grande. Uno de sus colegas fue apresado en Alemania y el contacto pakistaní necesitaba a alguien para ocupar el puesto. No se lo pensó dos veces. Habló con un militante del IRA, Jim McCann y conviertiendo ataúdes en contenedores transportaba el hash desde Pakistán a Irlanda (a los irlandeses y en general a todos los católicos y a todo el mundo le da malfario abrir un ataúd), y de ahí por ferry y en coches (miren el maletero de su Ford Capri, por si acaso) a todo el Reino Unido.

La ampliación del negocio y el lanzamiento de Howard Marks al estrellato del narcotráfico tuvo lugar, como siempre, con la salida de la droga al continente americano: esta vez el hachís iba en el equipaje de bandas de rock de gira por Estados Unidos. Luego, un tal Gambino, perteneciente a una importante familia de la Mafia, se fijó en sus cualidades. El resultado: 48 millones de dólares en beneficios.

Pasó un par de años en la cárcel por un contacto mal pagado en Colombia, y a su salida, volvió a la carga, esta vez con los afganos. Howard ya utilizaba por aquel entonces más de cuarenta pasaportes, pagaba la factura de ochenta líneas de teléfono distintas y era dueño de veinticinco compañías internacionales.

Fue capturado en 1990 en los EE.UU. y acusado prácticamente de todo lo que se puede acusar a un hombre libre, exceptuando el homicidio. El MI5, el MI6, la CIA y la DEA andaban detrás de él. En abril 1995 salió de la cárcel y decidió dejar el negocio y reconducir su carrera hacia la venta de semillas de marihuana y la publicación de su autobiografía. Le va bastante bien.